Analogias entre el efecto de Flynn y el autismo

No es de conocimiento común que el coeficiente intelectual (CI) ha aumentado alrededor de 25 puntos en las últimas 8 décadas. Esto es un aumento increíble observado en todos paises del mundo, incluyendo aquellos en desarrollo. Si fuera capaz de viajar a través del tiempo, al comienzo de los 1900’s una persona de inteligencia promedio pareceria retrasada mental bajo las reglas y normas de tiempos presente. Este fenómeno fue observado por varios investigadores incluyendo Richard Lynn, un profesor británico de Psicología que ha escrito extensamente sobre cuestiones controversiales relacionadas a diferencias raciales y nacionales sobre la inteligencia. Sin embargo, la persona que ha hecho el cumulo mayor de las investigaciones sobre el tema es James R. Flynn. Algunas personas han denominado el aumento del CI a través de las decadas el efecto Lynn-Flynn, pero la mayoría abrevian el nombre del mismo como “el efecto Flynn”.

James R. Flynn es un persona nativa de Washington, DC que tarde en la vida emigró a Nueva Zelanda. Curiosamente, aunque el énfasis de su investigación fueron las pruebas de inteligencia, su doctorado académico fue en ciencias políticas y no en psicología. Sus conclusiones y perspectivas de este fenómeno han sido resumidas en varios libros populares, como: “¿Qué es la inteligencia? Más allá del efecto Flynn”, publicada en el 2007, y “¿Estamos cada vez más inteligentes? Aumentando el CI en el siglo XXI”, publicada en el 2012 .

Jim-Flynn

James Flynn (1934 -)

Para resumir, el efecto Flynn describe una clara tendencia del coeficiente intelectual a aumentar cerca de 3 puntos por década. La ganancia se observa independientemente de las pruebas de inteligencia utilizadas y se ha notado a lo largo de todos los países del mundo. Una vez más, este cambio en el coeficiente intelectual es astronómicamente grande!

El efecto Flynn está en clara oposición a la visión de aquellos investigadores que afirman que los genes son el destino, o que la inteligencia se define principalmente por su constitución genética, o incluso que la inteligencia es bastante estable a lo largo de la vida. Hay un montón de evidencia en la literatura que apoyan muchos de estos argumentos. Los estudios modernos ahora parecen atar la inteligencia a un gran número de genes (Nota: de manera similar el autismo está ligado a alrededor de 5.000 genes de riesgo, que es uno de cada 4 genes en nuestro genoma). Así que los críticos del papel de la genética en la inteligencia recibieron con brazos abiertos a el efecto Flynn. Es improbable que cambios tan drásticos en la inteligencia, en poco tiempo (varias generaciones) puedan ser únicamente ocasionados por genes. Un cambio en el coeficiente intelectual en todo el mundo sugiere que factores sociales/ambientales están de alguna manera relacionados a este fenómeno.

Si usted está pensando lo mismo que yo (espero que sea asi), se dara cuenta de una analogía con las tasas de prevalencia del aumento en el autismo. En ambos casos observamos cambios significativos que no puede ser el efecto tan solo de cambios genéticos. Es imposible que mutaciones genéticas operen cambios evolutivos a nivel mundial en el corto lapso de 2 o 3 generaciones. Los pesimistas, las personas que tratan de negar el fenómeno, han considerado que las normas correspondientes (las pruebas de inteligencia para el efecto Flynn o los criterios de diagnóstico para el autismo) han cambiado considerablemente durante el periodo de estudio. Sin embargo, un sinumero de estudios han demostrado que las tasas de prevalencia o de CI no cuadran y nos quedamos con un aumento significativo a pesar de cambios en los criterios diagnóstico. Otras posibles explicaciones para el efecto Flynn incluyen cómo las naciones industrializadas en épocas modernas exponen a nuestros hijos a un medioambientes enriquecido. La sociedad está cambiando, la mano de obra recibe ahora empleos que no son manuales, sino que requieren habilidades visuales (ver “Thinking like Einstein” por Thomas West). Consideren el papel de la televisión y los videojuegos en la vida cotidiana de nuestros hijos. Tenga en cuenta los tipos de juguetes que estaban disponibles hace 80 años y los que ya están disponibles al presente. Mientras nuestros niños se entretienen con videojuegos ellos están practicando habilidades cognitivas que no estuvieron disponibles en nuestra generación. También reflexionen sobre el estado nutricional de la población y la disponibilidad de supermercados en todos los paises. Lea los libros de ciencia y matemática que su hijo/hija utiliza en escuela secundaria y compárelo con lo que nosotros aprendimos. El efecto Flynn no es inesperado, podemos ver el mismo en la vida cotidiana.

Ahora considere otras analogías entre el efecto Flynn y el autismo. En ambos el papel de la sociedad parece jugar un papel importante. Nuestros ambientes tienen cambios, ahora estamos expuestos a subproductos de la industrialización (por ejemplo, contaminación) ya las nuevas prácticas (por ejemplo, el uso de los ultrasonidos repetidas veces durante el embarazo). Es interesante que los nuevos criterios del DSM-V aceptan el diagnóstico de los trastornos del espectro autista en edades tardias, una vez que las exigencias ambientales superan la capacidad del sujeto. Esto significa que una persona que trabaja limitadamente pero de manera efectiva a edades más tempranas pudiera mostrar síntomas mucho más tarde.  Quizas a decompensacion occura  cuando se va por primera vez a la universidad o incluso más tarde cuando se incorpora al Ejército. Este hecho aumentaría el número total de personas con diagnóstico de trastornos del espectro autista que fueron de otra manera anteriormente limitada a los casos más graves – aquellos que eran sintomáticos en los primeros años de vida.

chart-factors

Otro factor importante es que el efecto Flynn es mayor en el 10% de las puntuaciones mas bajas del CI. Lo que significa que el CI ha aumentado en la población, ya que las personas en la cola inferior de la distribución del CI han mejorado sus calificaciones. De lo contrario el cuartil más alto de CI no han ganado tanto. Esto es algo similar al autismo, donde partes del aumento de la prevalencia (ahora 1 en 50) puede ser debido a la inclusión de una fracción de personas, principalmente niños ASD que eran previamente no reconocido (Blumberg et al., 2013).

El aumento de la prevalencia en el autismo y el efecto Flynn aún esperan explicaciones. Como muchos temas que se basan en una variedad de disciplinas de las ciencias sociales, es dudoso que podamos obtener respuestas concretas. Siempre habrá grupos de escépticos. Sin embargo, las preguntas que plantean estos fenómenos hace que sea de vital importancia que los persiguamos. Curiosamente la aceptación del papel de la sociedad y la disminución de la influencia de la genética como factores causales han sido fácilmente bienvenidos en el ámbito científico para el efecto Flynn. El mismo fenómeno en el autismo ha atraido críticas terribles, investigadores polarizados, y sigue siendo una polémica. En el autismo una línea se ha dibujado en la arena, que ofrece poco o ningún espacio para un compromiso. Tal vez pudieramos aprender de otras áreas de la ciencia.

Referencias

Blumberg SJ, et al. (2013) Changes in prevalence of parent-reported autism spectrum disorder in school-aged U.S. children: 2007 to 2011-1012. National Health Statistic reports 65.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s