Los zombies, la teoria de la mente y el autismo

Si te falta el sueño o si estás aburrido puede que te encuentres medio dormido mientras lees este blog. Freud diría que muchos de nuestros problemas personales se esconden en el subconsciente. Un neurólogo puede examinar a un paciente que ha perdido el conocimiento y este en estupor o coma debido a un derrame cerebral. Leemos en el periódico una historia acerca de los efectos positivos de la meditación o los efectos negativos de medicamentos que alteran la mente. Todas estas ideas saltan a la mente cuando se habla de la conciencia. Hoy me gustaría hacer hincapié en una de estas ideas, la relación entre la conciencia, la Teoría de la Mente (TM), y el autismo.

La teoría de la mente es la capacidad humana que nos permite identificar nuestros propios estados mentales, así como los estados mentales de otros. A base de observacionessobre el comportamiento de otros TM nos permite atribuir creencias y sentimientos y predecir conceptualmente sus comportamientos futuros. TM en este sentido está estrechamente ligada a nuestra capacidad para atribuir causalidad a acontecimientos en nuestras vidas. TM se basa en creencias inferenciales (sólidamente fundamentadas en experiencias pasadas), las concepciones desarrolladas en las leyes de la naturaleza, y el razonamiento abstracto.

592657f314288435b6922ffd8203e9ad
Leyenda de la figura: El exceso de TM puede ser una cosa mala.

Muchas personas han argumentado que no existe una disociación entre la capacidad de auto-conocimiento y el conocimiento de otros. De acuerdo con Thomas Hobbes el estar consciente es el poder entender “lo que hay en común”, o sea, es la capacidad de establecer una relación entre el individuo y el colectivo. John Locke en un ” Ensayo sobre el entendimiento humano” utilizo el término en manera similar. De hecho la palabra consciencia se deriva de la raíz latina cum y scio, es decir, “con” y “conocimiento” respectivamente. La conciencia, segun Locke, era el saber lo qué era compartido por la comunidad.

Uta Frith, la investigadora que introdujo el concepto de la Teoría de la Mente en el autismo, ha dicho que, ” Los estudios experimentales de desarrollo normal y anormal sugieren que la capacidad de atribuir estados mentales a uno mismo y a los demás están estrechamente relacionados. Pruebas que demuestran la incapacidad para emplear la teoría de la mente [en el autismo] puede implicar una falta de conciencia en estos mismos individuos. Personas que exiben anomalías persistentes en la teoría de mente, en casos extremos, son incapaces de reflexionar sobre sus intenciones o de anticipar sus propias acciones” (Frith y Happe, 1999).

¿Qué es vivir una vida sin conciencia? La conciencia está directamente relacionada al estado de alerta. Una computadora puede realizar tareas inteligentes sin tener conciencia. Podríamos imaginar un estado similar al agregar una serie de prótesis y hacer un robot. En los estados de fuga psiquiatrícos (como desórdenes de personalidad múltiple ahora conocido como trastorno de identidad disociativo) no serían pertinente a la discusión actual. Estos estados mentales confieren al individuo un personalidad fracturada o disociada, pero sin alteración de la conciencia.

kanin-20090302-robotLove

Los filósofos interesados en la comprensión de la mente por lo general utilizan el ejemplo de zombies al ponderar la conciencia. En las películas los Zombies son criaturas sin alma; sin embargo, los zombies en argumentos filosóficos se utilizan para estudiar posibles eventos de la mente. En este respecto los zombies se define como seres humanos hipotéticos que carecen de la experiencia consciente y por lo tanto no tienen TM. Aunque no existen zombies, en la vida real tenemos una experiencia análoga cercana llamada sonambulismo.

Smurfs_Picture_Sleepwalker_Smurf
Smurfs_Picture_Sleepwalker_Smurf

El sonambulismo usualmente se observa en niños de 6 a 12 años de edad con episodios que disminuyen en frecuencia con la edad. Los episodios suelen durar de unos segundos o unos minutos. Comportamientos durante el sonambulismo son bastante simple y a menudo repetitivos. Las personas pueden sentarse en el borde de su cama o caminar alrededor de su casa. En algunos casos, pueden vestirse e incluso conducir un coche. A pesar de tener los ojos abiertos al sonámbulo tiene una expresión aburrida. Debido al estado de conciencia alterado un sonámbulo no sabe que él esta en este estado alterado de conciencia. Cuando la persona se despierta no recuerda lo que sucedió durante el estado de sonambulismo.

¿Es el autismo similar a el sonambulismo ? ¿Pueden los individuos autistas diferenciar el bien del mal? ¿Pueden individuos autistas fijar metas y llevarlas hasta su finalización? Estas actividades se ven afectadas en alguien que es sonambulo o alguien que carece de TM.

Las propuestas simplistas proporcionadas por los defensores de TM enfrentan habitualmente dificultades en el entorno desordenado de la vida real. La falta de TM haría inútil la vida dentro de la sociedad. No habría empatía, arte o espiritualidad sin TM. Sin esta capacidad un individuo carecería de competencia y por lo tanto debería de ser excluido de cualquier proceso penal. De hecho la imagen que nosotros tenemos de nosotros mismos es la combinación de nuestra experiencia adquirida a través de la percepción, emociones y pensamientos. Podemos concluir que sin la TM no habría un conocimiento de los que nos distingue como personas. Según George Berkely, el ser es ser percibido.

Decir que las personas autistas carecen de TM es irracional. Pruebas como la de Sally-Anne intentan ofrecer una comprensión objetiva a lo que es por naturaleza un fenómeno subjetivo. Cualquiera prueba objetiva que intente tratar de demostrar que Ludwig van Beethoven era un mejor compositor que Johann Sebastian Bach siempre será criticadas. En el caso de las pruebas de Sally-Anne encontrar faltas es fácil. La mayoría de los estudios carecen de controles adecuados (por ejemplo, el lenguaje) y explicaciones en cuanto a lo que se espera durante las pruebas no han sido generalmente transmitidas adecuadamente a los participantes. Al encontrar una persona autista empática, o una con habilidades artísticas emotivas, o una que actue como un comediante (estoy consciente de individuos autistas con todas estas cualidades) Samuel Johnson hubiera gritado: “Así refuto la teoría de TM del autismo”.

Los individuos autistas tienen una percepción de un mundo externo que es independiente de ellos mismos. Yo no necesito objetivar esta observación. Es evidente por sí mismo. El autismo ofrece un cementerio a las teorías psicológicas cada cual seguida por otras que se consideraban mejores. Hasta el momento la teoría de TM refleja nuestra ignorancia y la falta de comprensión acerca de las bases biológicas de la enfermedad. Los meandros fortuitos provocados por las teorías psicológicas, tales como TM han tomado de rehén nuestro conocimiento sobre el autismo, estancando el mismo y no nos han llevado a una mejor comprensión del mismo.

Voy a terminar con una cita del personaje racionalista de Sherlock Holmes:

“Es un error capital teorizar antes de tener datos. Sin darse cuenta se empieza a torcer los hechos para adaptarse a las teorías, en lugar de que las teorías se adapten a los hechos”.

Referencias

Fith U, Happe F. Theory of Mind and Self-Consciousness: What is it like to be autistic? Mind and Language 14(1):1-22, 1999. Mind and Self-Consciousness: What is it like to be autistic? Mind and Language 14(1):1-22, 1999.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s