Autismo: la utilidad del ejercicio

Estar sano no es sólo una cuestión de lo que se come, sino del nivel de actividad que se mantiene durante el día. La dieta y el ejercicio van mano y mano. Muchos de los problemas en el autismo se pueden prevenir siguiendo buenos hábitos alimentarios y ejercicio. Los hábitos saludables, como el ejercicio, pueden aumentar la fuerza muscular y prolongar la vida mediante la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, derrame cerebral, osteoporosis y diabetes. En el caso del autismo, el ejercicio tiene la ventaja adicional de aumentar las habilidades relacionadas al movimiento, como la coordinación, agilidad, velocidad de reacción y el equilibrio.

La falta de equilibrio (caídas) puede considerarse un trastorno común entre personas de mayor edad. Caidas a estas edades ocasionan miles de accidentes al año en los Estados Unidos causando lesiónes moderadas o graves (por ejemplo, fractura de cadera, trauma a la cabeza). El ejercicio puede mejorar esta triste estadística. El equilibrio es el resultado de la integracion de actividades de varios sistemas del cuerpo, incluyendo el sistema vestibular (que se encuentra en el oído interno y es responsable por de mantener la posición de la cabeza en el espacio), el sistema visual, y el sistema somatosensorial (procesa los estímulos procedentes de la piel y los músculos). En el autismo parece que hay una falta de coordinación entre estos sistemas. De acuerdo con una teoría del autismo, aunque aplicada principalmente a la atención (el monotropismo), los individuos autistas parecen procesar la información de un solo sentido a la vez. Por lo tanto en el autismo no tenemos una restricción de la visión o una enfermedad médica comórbida como parkinsonismo, pero los individuos afectados parecen ser torpes y tienen dificultades para participar en los deportes. El ejercicio puede ayudar a fortalecer la integración de estos sistemas.

Según el Instituto de Investigación del Autismo (ARI) el ejercicio es una de las terapias más eficaces para los individuos autistas: “Los estudios han demostrado que el ejercicio vigoroso o extenuante se asocia a una disminución en los comportamientos estereotipados (autoestimulación), hiperactividad, agresividad, autolesiones, y la destructividad”(ver http://www.autism.com/treating_exercise).

Antes de empezar un régimen de ejercicio asegúrese de que usted no tiene alguna condición médica pre-existente. Planee hacer ejercicio 5 días a la semana unos 30 minutos por sesión. No es necesario ir a un gimnasio, pero el ejercicio vigoroso pudiera reducir el horario de entrenamiento a 3 días a la semana. Sin embargo, cualquier cantidad de ejercicio es mejor que no hacer nada. Trate de combinar repeticiones con ejercicio de pesas. Consuma cantidades adecuadas de agua y fibra. Obtenga un podómetro y un amigo/a con quien hacer ejercicio. Busque los tipos de ejercicio que se adapten a su estilo de vida. No haga ejercicio cuando esté enfermo.

Comience por calentar todas sus articulaciones. Esta fase nicial de entrenamiento mantiene la intensidad del ejercicio, según se monitorea por su ritmo cardíaco. Criterios para recomendaciones de ritmos cardíacos dependen de su edad (para criterios de acuerdo con la American Heart Association ver http://www.heart.org/HEARTORG/GettingHealthy/PhysicalActivity/Target-Heart-Rates_UCM_434341_Article.jsp). Para terminar el ejercicio se establece una fase de enfriamiento, donde se disminuye progresivamente la intensidad del ejercicio. Al final se termina con algunos ejercicios de estiramiento.

Para los individuos autistas hay que tratar de destacar los ejercicios que están destinados a mejorar el equilibrio y la coordinación. Puede ser de utilidad llevar un diario que muestre los beneficios o resultado del ejercicio. Para poner a prueba el equilibrio de una persona haga que la misma camine en línea recta mientras se coloca un pie delante del otro (al igual que un policía pone a prueba a una persona borracha). Al probar el equilibrio de esta manera observe las dificultades en cómo se da la vuelta y como el individuo vuelve a caminar hacia ti.

Algunos ejercicios de equilibrio con niños se pueden transformar en juegos, por ejemplo, parado en un pie (por ejemplo, jugar a la rayuela) o tratando de equilibrar mientras está sentado en una gran bola. Si la superficie es resbaladiza considere colocar el balón en la parte superior de una toalla grande o una alfombra.

swissball
Figura: Puede utilizar una pelota suiza como una actividad lúdica que también ayuda en la terapia sensorial.

c7a85bdca676811743299384afb50d19

Figura: La posibilidad de usar juegos para mejorar el equilibrio y la coordinación de los niños sólo están limitadas por su imaginación.

El uso del tablero de Wii es muy popular en la rehabilitación fisica. Esta es una tabla de equilibrio o una superficie inestable que requiere el uso de muchos de sus músculos para mantener el equilibrio. Es un buen entrenamiento del cuerpo. Sólo tienes que ir hacia el frente y hacia atrás o de lado a lado usando el tablero mientras se trata de conservar el equilibrio. También se puede utilizar el tablero Wii mientras se juegan videos diseñados para esta tarea. Otras posibilidades para mejorar su equilibrio incluyen ejercicios de Tai Chi e hidro-ejercicios. El ejercicio en el agua por lo general provoca buenos recuerdos de la infancia y a menudo se prefiere a ejercicios en la tierra. Se ha recomendado para la artritis reumatoidea y las personas obesas ya que el agua (su flotabilidad) mantiene el peso de las articulaciones. Ejercicios en el agua disminuyen el contacto del cuerpo con el suelo (el impacto) y amortigua los movimientos del cuerpo, reduciendo así la posibilidad de lesiones.

Hacer ejercicio en una piscina aumenta la circulacion de la sangre y previene la acumulación de la sangre en las extremidades inferiores que puede provocar desmayos en algunas personas. Esta acción de compresión aumenta el retorno venoso, volumen sistólico y el gasto cardíaco. También hace que un dado ejercicio cuente mucho mas con la participación de los músculos respiratorios (precaución para aquellos que sufren de una afección respiratoria). En el agua la personae se mantiene fresca y cómoda mientras hace ejercicio. Tambien promueve la interacción social ya que la mayoría de las sesiones de hidroterapia se realizan en grupo. Use flotadores o palas para aumentar la resistencia y fideos de natacion para los ejercicios de flexibilidad.

aquatic-therapy

Figura: La terapia acuática en un grupo de niños autistas en las Filipinas. Es la terapia para toda la familia!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s