El Acosamiento en Redes Sociales y la Neurodiversidad

 El siguiente es un blog invitado escrito por un lector que prefiere permanecer an anonimato.

++++++++++++++++++++++++

Permítanme que les cuente algunas cosas sobre mí, antes de empezar mi historia. Soy una persona con un trastorno del espectro autista. Tengo la suerte de tener una maravillosa familia, de vivir en una estupenda ciudad y de haber conocido gente encantadora a lo largo de mi vida, a veces en los lugares más insospechados.

Tengo también la suerte de estar cursando estudios universitarios en un ámbito que me atrae especialmente y por el que siento una gran vocación. A pesar de las dificultades que he tenido que superar, o quizás debido precisamente a éstas, en la actualidad he logrado una cierta estabilidad en relación a mí mismo y  con respecto a mi entorno.

Tiendo a soñar más despierto que dormido, a veces sueño con un mundo mejor que éste en el que vivimos. Mientras tanto, procuro ver el lado positivo de las situaciones y tratar de aportar mi pequeño granito de arena en la medida de mis posibilidades. Actualmente colaboro como voluntario en dos organizaciones de acción social y tengo como aficiones preferidas la música y la lectura. Escucho y leo prácticamente de todo.

Permítanme también que no les diga mi nombre. Primero por seguridad (enseguida lo entenderán perfectamente) y en segundo lugar por discreción, dado que las personas en mi situación podemos tener un montón de problemas y ser señalados sólo por ser diferentes. Por llamarme de algún modo, si lo prefieren, pueden llamarme Ismael.

El conflicto principal por el que les estoy contando todo esto vino derivado de mis opiniones personales sobre la cuestión de la neurodiversidad y las personas que viven dentro del espectro del autismo. Permítanme una vez más que empiece la historia por el final y que les muestre mi propia perspectiva sobre el tema.

Prefiero hablar de inclusión en la sociedad antes que de integración en el sistema. Pienso en una realidad social en la que predomine la noción de igualdad dentro de la diversidad.  Esta realidad debería facilitar un espacio para todos los colectivos que la constituyen, y promover del mismo modo la participación y la toma de decisiones conjunta entre los mismos.      Creo que esta sociedad se debería prestar especial atención a aquellos colectivos que sufren un mayor riesgo de padecer procesos de exclusión social y marginalidad, como es el caso de las personas con discapacidades más graves. Pienso que se deberían aportar mayores recursos para ayudar a aquellas personas que estén en una situación de mayor necesidad.

Pues bien, hace un tiempo tuve una seria discusión a través de ciertas redes sociales con unas (pocas) personas que pretendían defender la noción de neurodiversidad planteando unos principios que yo considero incompatibles con esta idea. Sostenían la idea de que únicamente su opinión y sus intereses debían ser respetados, mientras que el resto de personas dentro del espectro sencillamente no deberían ser tenidos en cuenta. Cuando les intenté hacer comprender que las personas con mayores problemas son precisamente aquellas a las que más hay que proteger me contestaron de forma agresiva con insultos y amenazas. De todos  modos, corté rápidamente el acoso al que estaba siendo sometido y me aparté de esta gente´, con la que dicho sea de paso ya habían tenido problemas otras personas con autismo.

Me pareció que esta posición tan radical y agresiva no se corresponde en nada con la actitud de todas las personas de dentro del espectro a las que he tenido el gusto de conocer y el placer de conversar con ellas. Esta gente -el cabecilla en especial- me dio la impresión de que tenían otros tipos de problemas. En este sentido, creo que toda la pseudo-mitología que se asocia con determinados tipos de autismo de alto funcionamiento (como es el caso del síndrome de Asperger) pueden atraer a personas que se puedan sentir erróneamente identificadas con esta denominación. De hecho, algunas de los tópicos que se asocian con estos trastornos no se dan plenamente ni siquiera en aquellos casos con una menor gravedad o complejidad a nivel patológico, como podría ser mi propia situación.

El problema principal es que son precisamente esta gente la que suele hacer mucho más ruido en redes sociales, silenciando la voz de la mayoría de personas con autismo que pensamos de un modo más racional y con una mayor conciencia de las problemáticas y el sufrimiento que genera este trastorno, mucho más aún en los casos más graves donde intervienen además otras patologías adicionales.

Permítanos hablar, aunque mostremos todos nuestros defectos y debilidades;

porque ser débil,ser consciente de ello y no esconderlo es una señal de fortaleza.

Herman Melville, “Moby Dick”

One response to “El Acosamiento en Redes Sociales y la Neurodiversidad

  1. It makes me happy to hear more people speaking out against the neurodiversity movement. It would be nice if you could translate to English because more people would be eager to read it. Thanks and all the best.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s